Archivo de la categoría: Quienes Somos

MANIFIESTO SIMIO

Cansados de pisar cáscaras y resbalar, empujados por el viento fresco y prepotente que mece las lianas, hoy empezamos a bailar, al ritmo de una nueva selva nutrida de colores donde los cocos suenan como tambores de mulatos del congo al compás del sol. Sol que ilumina y nutre nuestras pieles que, bajo las hojas de los árboles, emanan olores de lucha, recambio y sudor que mezclados con el espíritu multicolor, que solo los monos podemos tener, hacen a la esencia de nuestra raza, nueva raza, nueva era.

No tenemos religiones, no tenemos sindicatos, no tenemos gremios, no tenemos fábricas ni empleos. Pero se equivoquen, no es que no tenga sentido ser un mono, no es que no nos dediquemos a nada y que no tengamos actividades que nos llenen la vida diaria. Por las noches jugamos a ser uno entre todos, reconociéndonos por la forma de movernos entre los árboles, lanzamos chillidos a la inmensidad que vuelven en forma de saludo y risa compartida. No tenemos organizaciones sociales, ni ONG´s pero vivimos en y para nuestra comunidad.

Aprendimos a comer solo lo que encontramos y aun así perduramos desde el comienzo.Estamos seguros de poder llegar hasta el final, quizá no nosotros pero si nuestros hermanos. Por que en la selva nos movemos entre hermanos, en la selva no hay vecinos ni amigos, no hay jerarquías ni tribus, en la selva hay hermanos. Como en la selva solo somos hermanos es que estamos seguros de llegar a ese final, final que dará comienzo a otra nueva selva, a otro ventarrón prepotente, a nuevas melodías de los negros del congo.

Las ramas dieron toque de inicio a este candombe con aires de carnaval, y los cocos empezaron a vibrar, como buenos monos estamos en el baile y vamos a bailar. Nunca dejes de bailar. Dame la mano y bailemos.

No hay nombres que nos identifiquen, ni cualidades que nos hagan “únicos”, hay matices que nos unen, hay sentimientos que nos hacen ser parte, y no magnates de entes aislados. No hay soy, hay somos. Por eso queremos contar, queremos que nos escuchen y que nos cuenten, queremos saber de cada uno de nuestros peludos hermanos.


A %d blogueros les gusta esto: