Archivo mensual: julio 2011

Preparame la cena que regreso pronto…

Prepárame la cena  que regreso pronto! Verso un mono en alguna canción una vez… hoy a este primate le toca esbozar lo mismo. Es que el cambio de aire y el bailar en una selva distinta, de vez en cuando alimentan el espíritu que también nos pide un respiro, no un párate, sino una seca diferente.

Hoy un simio abandona la manada por unas pocas semanas, pero es que los simios no saben de tiempos solo de sentir y en ese sentir quizá parezcan meses. Hermanos  y porque no una hermosa monita se que esperaran con ansias el retorno.

Los cocos se seguirán alzando, como en cada noche que el candombe re suena entre las copas de los arboles, sin importar las distancias el chocar de los cocos rebalsando de alegría se va a sentir a diario.

Es que somos tantos y tan dispersos que hasta a la jungla amiga debemos viajar, enredándonos en lianas y gritando para anunciarnos, para estar con los nuestros porque aunque el paisaje sea distinto un monito hermano siempre esta!. Es que si uno de la manada se aleja el resto debe concurrir a su encuentro.

Siempre se vuelve…

Prepárame la cena que regreso pronto.

M.E


SOFÍA Y JULIÁN, DOS DE MIL MÁS

Con un papel y un lápiz dibujó una nube, una nube blanca con formas ondeadas pero no simétricas, al estilo tardes de paseo por el campo. Sofía, esa nena de 4 años que vive a orillas del río arenales en un hogar improvisado por la desesperación paterna, disfruta de su papel y su único lápiz como si fuesen una playstation o siquiera un juego de mesa. Su disfrute no conoce aquellos “servicios” que el sistema le ha sabido brindar a los infantes con mejor suerte que ella.

Sofía es una nena de tes oscura y ojos grandes, tiene pelo ondulado y largo hasta los omóplatos. Es curiosa y observadora, generalmente se distrae con facilidad porque todavía no se acostumbra a reglas ni a parámetros, además no se deja pasar por encima asi nomás ya que tiene un carácter fuerte y feminista parecido al de su mamá. El papá de nuestra lady aprendió un oficio desde muy joven con su  padre a modo de legado familiar, a la edad de 37 años tuvo un accidente en motocicleta y no tuvo nunca más la movilidad completa de uno de sus brazos. El trabajo de carpintero no perdió ni un gramo de calidad luego de eso, pero los tiempos para hacer cada cosa debían ser más extensos, y como aquello no se ajustaba con los tiempos modernos de la gran industria y la producción a grandes escalas, él es prácticamente un desocupado. La madre de Sofía, además de dejar su carácter para la muchachita, dejó su propia vida en un nacimiento con grandes complicaciones que acabo por matarla.

Julián llora desconsoladamente porque su padre, un hombre muy galante y refinado, le ha puesto en penitencia y no lo deja mirar la televisión ni jugar al videojuego. El pequeño nos tiene acostumbrados a estos berrinches porque los ha naturalizado como manera de mostrar descontento o ejercer presión para pujar por sus intereses, de todas formas quizás el ni haya pensado en esto, solo tiene 5 años de edad, y menos de 3 utilizando el habla.

Cuando le dijo a su madre que no quería ordenar su cuarto porque eso era labor de la empleada doméstica, ella se vio en la penosa necesidad de explicarle que era fin de semana y entonces la sirvienta tenía días de descanso por lo cual él se vería obligado a colaborar. Él se mantuvo firme en su postura, como su padre le ha enseñado desde que tiene uso de razón, y le repitió que no haría el trabajo de la empleada de tareas domésticas, entonces empezó la discusión porque mamá se puso un poquito más imperativa. Al escuchar esto entro papá y puso orden penitenciando a Julián, como es de suponerse ni siquiera indagó antes en el “por qué” de la disputa, solo mostró abuso de autoridad paternal. Y ahí empezó el berrinche. . .

¿REALMENTE REALIDAD?

Julián y Sofía no se conocen, y probablemente no vayan a conocerse nunca, y más allá de ser dos seres absolutamente puros y transparentes, se están criando en marcos de vida claramente distintos, y no estoy limitando el paralelismo a una mera cuestión económica, estoy hablando de culturas distintas, de percepciones dispares, y de sensibilidades diferentes. Entonces es una estupidez que me hablen de que todos tenemos las mismas oportunidades, es cierto. Pero también es una estupidez que no reconozcamos que la felicidad no se compra, aunque parezca solo una frase armada.

De alguna manera tenemos que aprender a vivir en la alternativa, y a entender que cada uno de nosotros puede ser feliz en su camino. La única ley universal simiesca debería ser el amor profundo por el resto de nuestros hermanos de raza, y el respeto infinito por el resto de razas que nos comprometen como planeta con VIDA. Tenemos que aprender a tolerar la pluralidad y a saber como tratarla, porque el día de mañana Sofía va a mirar con resentimiento a los industriales de la madera por haber boicoteado el trabajo de su papá, y Julián va a ser heredero de una empresa productora de mueblas, por lo que tal vez nunca piense en todos los carpinteros que quedaron en el camino, solo en el gran mérito que hizo su padre para levantar tamaña empresa.

La realidad no es una, son una multitud de experiencias personales. Aprendamos a escuchar, conocer y generar empatía con los que tenemos al lado, para que el sentimiento de deseo por la justicia social se haga un grito unísono que suene tan fuerte que quienes no respondan a nuestra ley simiesca universal tengan pánico de seguirnos estafando. 

ZIPPO


“SI QUERES UN MUNDO DIFERENTE VIVI DE MANERA DIFERENTE”

A todo esto las cosas parecen seguir igual, aunque bien sabemos que todo cambia y que nada puede ser idéntico en dos épocas de la historia de la humanidad distintas. El comportamiento de las relaciones humanas y sus interacciones es tan acelerado que a veces se hace imperceptible, requiere de observación minuciosa y punto de vista critico, inquisidor, analítico. Soy un tipo joven y esperanzado con mejoras, y por mucho tiempo justifique esas evoluciones en lo que hablando políticamente correcto se definiría como CAMBIOS.

Hablaba ayer con un hombre que vela por aquel menester desde hace ya mucho tiempo, al tipo se lo veía enojado y frustrado por lo complicado que es “despertar conciencias” en una sociedad que más que nunca nos quita dignidad como simios. Es que hay una gran diferencia entre ser solo un primate y ser un simio, como que hay una gran diferencia entre ser solo gente y ser una persona; la diferencia es la trascendencia que amerita a los distintos conceptos. Mientras unos viven sin pena ni gloria mas que la que sus propias vidas puede generarles, los simios mas excéntricos y de vuelo alto se esfuerzan por salir de la chatura mental que les propone un sistema que da “pan y circo” para mantenernos entretenidos. Ese tipo que estaba muy enojado y dolorido por ver como nuestra raza simiesca cae en una domesticación mental parecida a la de un loro que aprende a hablar mecánicamente, resumió todo en una simple frase: “si querés un mundo diferente, viví de manera diferente”

EL MUNDO SE DERRITE

EL MUNDO SE DERRITE

Fue revelador para mí porque más allá de poder estar de acuerdo en los métodos o los contenidos del buen hombre, fue así como entendí que la cuestión no tenia que ver con CAMBIOS, tanto como con ALTERNATIVAS. De esta forma se cae un viejo mito de quienes enarbolan la bandera de lucha en disconformidad con el panorama que presenta la situación actual, aquello de que es valedero realizar los CAMBIOS desde adentro. Realizar los cambios desde adentro puede significar, casi de manera imperceptible, empezar a pertenecer y crear necesidades a favor del sistema. Quiero decir con esto que si queremos CAMBIOS tenemos que pensar en ALTERNATIVAS y no en mutaciones fabulosas que se motorizan por convicciones que en la mayoría de los casos terminan siendo socavadas en el camino luego de empezar a tomar de la teta capitalista.

En busca de esas alternativas de vida que no respondan a la hegemonía, cuestión que resulta bien difícil para cualquiera, hasta las mínimas cuestiones pueden ser determinantes para cambiar un imaginario social que nos invita a pensar “es imposible”. Hace algunas décadas hubiese sido un delirio pensar en que dos personas unidas bajo el sacramento católico del matrimonio puedan separarse civilmente, hoy es prácticamente natural. Hace algunos años hubiese sido imposible pensar en que dos personas del mismo sexo puedan legalizar su amor, pero algunos pocos simios locos lo creyeron posible, y hoy es legal. Hoy nos quieren hacer creer que es imposible un aborto legal (donde se eviten por ejemplo muertes por abortos clandestinos, o nacimientos por violaciones) o la trata de una nueva ley de drogas (donde se persiga a los que proveen y no a los que consumen) pero es solo cuestión de creer que la alternativa es posible, que la discusión es valedera, y que la acción que aunque muchas veces nos frustre, siempre sirve.

Si estamos disconformes con algo, si queremos un cambio, si buscamos nuevas maneras de vivir, pensemos en hacer cosas diferentes. El primer paso es percibir con visión critica aquellos cambios que parecen imperceptibles ante la mirada superficial y vacía del común social, y el segundo es entender que para que existan cosas diferentes hay que hacer cosas diferentes, hay que hablar de temas diferentes, hay que servirse de disfrutes diferentes, y hay que tener prioridades diferentes.

La alternativa es un camino posible, tan posible que es solo cuestión de empezar a creerlo y de ahí en mas a hacerlo. Seria un gran paso que empecemos a cambiar la costumbre de CONSUMIR por la de PRODUCIR. Quiero terminar con una pregunta que quizá resuma esta nueva manera de entender las cosas a la que me refiero: ¿preferimos la comida o saber cocinar? ¿Preferimos el pescado o aprender a pescar?

ZIPPO


MI AMIGO EL FRÍO

CARTA DE UN HOMBRE A UNA MUJER

Desde el cielo viene bajando un frió cómplice, un frío que a veces se hace el tonto con su trabajo y le da paso al sol primaveral que hace de las tardes una compota de ricos sabores. Si voy a cumplir con lo prometido y tengo que ser absolutamente honesto no me gusta el frío, o más bien no me gusta la sensación de sentir frío, pero la pucha que éste no es como todos, es amigable y sutil, como que quiere estar y que sepamos que esta pero sin lastimar o molestar. Permite caminatas, trotes y hasta corridas, deja pasar cervezas heladas sin congelarnos las extremidades, deja que nos encontremos en las calles, que nos vistamos livianos y diría que hasta se porta bien con las cuerdas de las guitarras ya que hace todo lo posible para no desafinarlas.

La comisión universal de regulación de estados climáticos esta estudiando la posibilidad de expulsar al frío de nuestro planeta por ser una manifestación del calentamiento global y no realizar con garantía su trabajo de enfriar. Pobrecitos tal vez nos quedemos sin frío por no haberlo cuidado antes, ya que si bien no tiene buena reputación ni es bien recibido es un buen par tener para algunas cosas.

No se puede negar lo genial que es dormir bien abrigado, y si se puede abrazado de alguien cuando los días son frescos, o comer un guiso de lenteja humeante con algunos chispazos picantotes para entrar en calor. También es fantástico para medir con cuanta exageración la gente puede abrigarse, a veces rozando límites que buscan llegar a la ridiculez, además no hay nada como ver una película o leer un libro en la cama mientras tomamos un café con leche. ¡La sopa de la abuela!, amanecer mirando por la ventana picos montañosos pintados de blanco y una infinidad de cosas más.

Entretanto y rogando que el citado amigo climático pueda seguir haciendo su labor tranquilo y complaciente como viene haciendo en este año, desde aquí le agradezco por  hacer que vos seas esa niña con tapado negro a botones y bufanda larga que me lleva a mirar luces en un mundo virtual donde moverse al compás es un acierto bailarín, y moverse fuera del mismo irónicamente parece también serlo.

Este año el frío fue mi cómplice para poder abrazarte sin que sospeches cuantas ganas tenia de hacerlo solo por hacerlo, fue el motivo para poder envolverte en mi soledad debajo de un acolchado y la razón por la que debimos dormir abrazados. Fue el enganche para darte mi mejor atuendo y tener que ir a buscarlo después, fue tal vez lo que fundó que nuestro fuego interior se haga protagonista dejando de lado mis manos congeladas. Testigo de nuestros mejores besos ocultos, aquellas instancias donde parecemos ser uno.

Los amores de verano parecían hasta ahora ser los únicos que se podían adueñar de aventuras locas, situaciones inesperadas y sentimientos fogosos pero este invierno me dio una lección de vértigo, vibra y vigor (que divertido es abusar de palabras que empiezan con la misma letra para describir una sensación jejeje). Si no era poca cosa que el sol me mire con tu cara, ahora encima la luna también adopto tus gestos para saludarme por las noches. Dormías apoyada en mi pecho y yo soñaba que corrías para alcanzarme hablándome entusiasmada de raros peinados nuevos y firuletes divertidos. Te miraba caminar como si la vereda fuese una pasarela, llena de nada y colmada de todo con un vaivén especial, desfachatada y sonriente dándole luz a la oscuridad, haciendo que la ciudad se enamore de tu andar.

Ahora me encuentro confundido porque la razón a veces intoxica sensibilidades que no parecen ser de este mundo, o no de esta época, o no de espíritus que se comunican sin decir palabras. Pero le quiero agradecer a mi amigo porque pienso que hasta quizá haya sido por el frío que necesitamos mas que solo abrigarnos para repuntar temperatura, tuvimos que apelar al calor más febril, el amor. Que si es con vos parece ser mejor.

“…titila la ciudad…”

ZIPPO


¿Te acordas?

15 de julio de 2010, y a muchos les parece tan lejano, aquella madrugada nacía la “igualdad” (al menos en los papeles) quizá muchos ya no recuerden lo acontecido en la fecha suscitada, como un machete pegado en la silla de adelante les refresco un poco esa agitada y vaga memoria.

“Tengo la cola cerrada y la mente abierta” (Alfredo Olmedo, diputado Nacional por la provincia de salta)

“Ser homosexual es una opción de vida, pero es antinatural. Yo opino que con esta ley y con otras que están programando se destruye la sociedad, se destruye la familia.” (Alfredo Olmedo, diputado Nacional por la provincia de salta)

diversidad igualdad

Quizá ahora entiendan un poco mas lo que acontecía  hace un año atrás. El matrimonio entre personas del mismo sexo se volvía realidad. Argentina, así, se sumaba a la lista de 9 países que habían optado por el matrimonio igualitario  Holanda, Bélgica, España, Canadá, Suecia, Sudáfrica, Noruega, Portugal e Islandia completan la lista. La ley de matrimonio civil 26.618 remplazo los términos “hombre y mujer” por “contrayentes” coronando así una lucha de años donde solo se pedía el reconocimiento de derechos, derecho a ser reconocidos como personas, derecho a poder sellar una historia y dar un nuevo comienzo con el tan ansiado (por muchos) casamiento, en este caso “unión civil”. Para llegar a eso  paso mucha agua debajo del puente, muchos retrógrados con la prensa  necesaria salieron a hablar, dividir y discriminar. Como olvidarnos del innombrable “hombre” de amarillo (el pato facho) que aprovecho cada segundo de cámara para dar muestras de su poca tolerancia, respeto y su alto grado ignorancia.

Sin dudas fue una lucha ardua para lograr la igualdad reuniones, proyectos, marchas y contramarchas dieron como resultado el tan ansiado matrimonio igualitario. Muchas cosas pasaron en estos 12 meses, muchos se casaron algunos se divorciaron, amor, peleas y demás. Al principio del escrito decía “nacía la igualdad (al menos en los papeles)” y hoy 15 de Julio de 2011 un año más tarde solo vemos igualdad frente a la ley, por que se sigue discriminando día a día, las cosas cambiaron en cuanto a papeles y derechos, es hora de mirar y pensaron un poco y un año más tarde replantearnos un montón de cosas, es hora que tales derechos sean reconocidos social y conjuntamente.

¿Qué es distinto? ¿Qué es diferente? ¿Qué es normal?

M.E 


EL QUE NO LLORA . . . NO MAMA !

Los primeros días del mes de Julio vienen siendo bastantes dolorosos literalmente, a causa del frio que debemos padecer a diario en nuestra selva, donde el bailar parece ser la única manera de frenarlo, de todas formas algunos simios son más audaces que otros y se animan a salir desnudos a la calle a donde todo ocurre. Se juntan en una plaza se abrazan y entre charlas y aperitivos se preparan para hacer lo que mejor les sale, estar en  medio de esa gran jungla siempre atentos a lo que acontece alrededor, donde cada día la cosa se pone peor. Ser un simio en esta sociedad parece ser no tener dignidad, en esta jungla todos jugamos pero algunos con menos armas. Podes tener lo que quieras pero es preferible que no sea algo que ya tenga dueño, porque todos defendemos lo nuestro y más si es de nuestra especie.

Jueves 7, el punto de encuentro fue en la plazoleta Cuatro Siglos, allí se convocaron con el fin de manifestarse en contra del aumento progresivo del Boleto del Colectivo, del Aumento de Tasa General de Inmuebles y del aumento de las tarifas de los servicios públicos. Al encuentro se acercaron un estimado de 300 de nosotros, distinguidos por sus diferentes  “agrupaciones” (CTA, ATE, APSADES, Partido Obrero, CCC, Libres del Sur, Centros de estudiantes, etc.) que si bien estaban participando de una movilización donde los motivos son socialmente correctos por otro lado defendían sus ideales partidarios mostrando sus banderas y entonando canciones como si fueran “himnos de su corazón”,  estableciendo así una sensación de ver “qué sector popular es más vistoso”. Repito que todo esto en el marco de un reclamo social, que debería haberlos unido en un canto, y no atomizado bajo banderas. A la cita también asistieron referentes políticos de aquellas agrupaciones, como Carlos Morello, Cristina Foffani y Gabriela Cerrano.

Algunos de esos 300 simios, valientes como los espartanos, eran estudiantes que si bien no verán su tarifa aumentada (por lo pronto) muchas veces además de ser obstinados alumnos son empujados a trabajar para solventar sus vidas o completar sus horas de “pasantía no rentada” para poder egresar. Lo cómico es que por ser caratulados en una tarjeta de color verde como “estudiantes” se considera que ellos no realizan actividades de interés académico durante sus vacaciones de julio (sin contar que durante el receso un estudiante, jeje, casualmente, ESTUDIA) por lo que no perciben el beneficio de su condición, y el boleto les cuesta igual que a todos (cabe decir que dentro de ese “todos” no incluimos a los policías que no pagan boleto).

La movilización comenzó a desarrollarse por zonas muy cercanas al centro, donde todo aquel que haya estado o pasado desde las 17:00 a las 19:30 horas vio el reclamo sectorizado e indignación simia omnipresente, copó las calles España, Sarmiento y  Caseros para llegar a la Plaza 9 Julio. Allí se estacionaron en frente del Edificio del Cabildo de la Ciudad de Salta declarado monumento nacional histórico. El acto sedentario contó con la palabra de los representantes de cada agrupación. El fin de la convocatoria culminó con el Himno Nacional Argentino donde el cantico al mejor estilo chancha de futbol y un par de bengalas que se encendieron  dieron color para terminar la movilización con la alegría simia que nos caracteriza

Esta marcha en contra del impuestazo  y a favor de las subas del salario, convocó una masividad como en pocas movilizaciones dentro de nuestro ámbito local, aunque de todas maneras y considerando que el 65% de la población utiliza el colectivo la convocatoria podría haber sido mayor.

HASTA LA CAMINATA MÁS LARGA EMPIEZA POR EL PRIMER PASO

Aquellos turistas que en épocas de vacaciones invaden la ciudad, se sientan en confiterías  o se pasean en sus lujosas carretillas y solo se llevan un recuerdo en una foto, pero jamás ven una realidad que nos afecta a los locales pudieron ver otra cara de salta, una cara poco frecuente y que a muchos asusta, debemos suponer que también ellos son víctimas de esta problemática en donde nos meten la mano en los bolsillos pero no se muestran o ni siquiera pelean para mostrarse descontentos. Solo aceptan y siguen “viviendo” una realidad que no conocen, que solo ven en televisión o algo escuchan en la radio.

Otro de los puntos buenos fue el acercamiento de jóvenes estudiantes que no pertenecían a ninguna organización política, y empujados por una realidad que muchas veces los (nos) supera salieron  a la calle a pedir, ya no solo por ellos, cabe recordar que la familia de cada uno de nosotros también utiliza el servicio de transporte público, también viajan parados, también esperan bajo el frio o bajo el calor largos minutos un colectivo. Esto sin dudas ya es un motivo para asistir y reclamar, ante la negativa de este sistema que nos sigue reprimiendo. Además algunos alumnos secundarios se apersonaron para alzar la voz por los aumentos, cuestión que reanima la discusión política desde las generaciones que se vienen.

La próxima convocatoria esta pactada para el sábado 16 de julio a horas 9:00, afuera del micro estadio Delmi donde se va a realizar la audiencia pública “NO VINCULANTE” para tratar el tema del aumento del boleto, para repudiar la misma con una jornada cultural.

La monada empieza a danzar.

AGRADECEMOS ESPECIALMENTE LA COLABORACIÓN DE EMILIA VILLAGRA

REDACCION Y ELABORACIÓN: NACHO CASTAÑARES

FOTOGRAFÍAS Y ELABORACIÓN: MATIAS EGEA

PRODUCCIÓN Y ELABORACIÓN: ZIPPO


“EL TESORO QUE NO VES”

Hablamos de los simios, de todo lo que producimos como especie y de lo que destruimos también. Solo por esta vez dejemos a un costado lo que destruimos, al menos lo que destruimos con intencionalidad o ingratitud a la vida. Aclaremos entonces  que consideramos como “destruir” a esa suerte de censura que se realiza a los que desde su origen vienen siendo relegados a un segundo plano, a recobrados esfuerzos y sueños más caprichosos;  esos que sufren la desigualdad desde el vamos y si no tienen sueños caprichosos, no se sienten felices nunca, porque siempre ponen en boga su resentimiento social por sobre su insignificancia universal que los convierte en contempladores de una inmensidad eterna.

Nos situemos sin demorarnos más en lo que producimos como simios, y las prioridades “financieras” en donde se efectivizan esas producciones. Hablar de producción científica en el común popular es por ejemplo reducir la ciencia a sus ropas más fáticas y duras. No pensaríamos de buenas y primeras que una producción científica remite por ejemplo a una serie de pinturas o las indagaciones hipotéticas de un antropólogo. No vengo a dimitir la necesidad de avances científicos de origen fático-pragmáticos, pero por eso no creo que sea necesario que humillemos otras producciones con distinción tan rutilante como la cientificista, entiéndase las humanidades y el arte, entre otras.

Repito que el problema no es en contra de las producciones que contribuyen colateralmente a un tipo de vida (bolsas mas livianas para que sean mas plegables y a su vez más económicas y miles de etcéteras más….), el problema es la prioridad que le damos a ellas anteponiéndolas a otras producciones que nos desnudan en profundidad como seres simios y sociales, como las artísticas.

liberación

liberación

PROMESAS FANTASMAS

Me indigna saber que el gobierno de mi provincia ha llegado a invertir en la renta de edificios que no usa (como el de la sub-secretaria de la juventud situado en Alsina 1034) relegando por ejemplo la posibilidad de abrir una carrera de grado para quienes quieren especializarse en artes visuales. Esos simiecitos delirantes, poco importantes para la máquina productiva, se ven empujados a abandonar su lugar de origen si desean graduarse a nivel universitario; pero claro, no seamos tan tiranos con la gestión provincial, tienen el premio consuelo de poder estudiar en un terciario, el Tomás Cabrera. Esta buena la alternativa, porque además de aprender artes visuales, tienen que aprender a subyugarse ante las condiciones que le impone el sistema hegemónico, además de tener que aprender a esquivar goteras, de no apoyarse en paredes que transmiten peligrosamente energía, y a estar atentos por si se cae alguna pared o ventilador obsoleto.

Bueno la comparación es válida pero no por eso alentadora ni mucho menos. La semana pasada estuve en San Miguel de Tucumán, donde arriban muchos de nuestros simiecitos delirantes para hacer realidad su deseo de profesionalizarse en artes. Es cierto que en el jardín de la república al menos se legitimiza como carrera de grado, e incluso gozan de una facultad propia “facultad de artes”, pero no por eso sospechen que le dan prioridad a los futuros productores de expresión simia, no no. La deuda infraestructural parece ser factor común a ambas capitales. Fue grande mi desilusión cuando pase por la puerta del rectorado de la UNT (Universidad Nacional de Tucumán) y las pintadas que condecoraban la calle decían algo así como “99 años desde la fundación de la escuela de artes, 99 años sin edificio propio”.

Como salteño me pregunto, ¿estaremos a más de un siglo de conseguir un edificio y reconocimiento profesional –académico para los artistas?, como argentino me pregunto ¿vamos a seguir dejando de lado las condiciones mínimas para el desarrollo de futuros simios productores de lenguajes artísticos?, como simio me pregunto ¿es tan poca cosa el trabajo titánico de quienes luchan por SENTIR  en cada una de sus producciones?

Así "aprenden" los alumnos del Tomás Cabrera

Así "aprenden" los alumnos del Tomás Cabrera

NO NO PIBE, NO TE QUEJES, AGRADECE QUE EN ARGENTINA LA EDUCACIÓN ES “GRATUITA”   Respondería con un insulto, pero voy a cuidar las formas diciendo que la lucha simia es cada vez más inminente.

Zippo

A %d blogueros les gusta esto: